Sensibilidad dental

Alivio de emergencia para el dolor dental

1147579540

El dolor dental puede hacer que su día se paralice por completo, dificultando la alimentación, el sueño o la concentración. Si el dolor de dientes es muy grave, puede tratarse de una emergencia dental.

A continuación, descubrirá más información sobre las causas del dolor dental grave y cómo puede saber si necesita un tratamiento urgente.

¿Qué causa el dolor de dientes?

Según los especialistas, el dolor dental está producido en la mayoría de las ocasiones por alguna de las siguientes causas:

  • Caries
  • Gingivitis y enfermedad periodontal
  • Fractura o fisura dental
  • Empastes sueltos o dañados
  • Infecciones
  • Bruxismo
  • Abscesos

Consulte a su dentista ante cualquier tipo de dolor de dientes. Sin embargo, algunas causas son más urgentes que otras. El dolor dental se divide en dos categorías: el dolor que procede de los dientes (odontogénico) y el dolor cuyo origen no se encuentra en los dientes (no odontogénico).

Tratamiento del dolor dental leve

Si tiene dolor de dientes, deberá ir al dentista lo antes posible, para que este averigüe la causa del problema.

Este tipo de dolor dental no es progresivo, por lo que es poco probable que empeore mientras espera su cita con el dentista. Si observa que el dolor se vuelve difícil de soportar, los siguientes consejos pueden contribuir a aliviar las molestias:

Tome un analgésico de venta sin receta, como el ibuprofeno o el paracetamol:

  • Enjuáguese la boca con agua salada.
  • Coma alimentos blandos. 
  • Evite masticar en exceso con los dientes doloridos. 
  • Evite alimentos y bebidas excesivamente calientes o fríos, así como dulces. 
  • No fume. 

Consulte a su médico, dentista o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento, especialmente si ya está tomando medicamentos para otra enfermedad.

Tratamiento del dolor dental grave

Si su dolor no se alivia con los analgésicos de venta sin receta u otros remedios caseros, o si experimenta síntomas de infección, se trata de una emergencia. Los síntomas de infección pueden incluir fiebre, inflamación o irritación en la zona donde siente dolor.

En este caso, se recomienda que pida una cita urgente con su dentista o se ponga en contacto con un servicio de urgencias dentales.

Debería ver a un dentista inmediatamente si siente:

  • Dolor dental intenso, persistente y punzante que puede extenderse a la mandíbula, la garganta o el oído
  • Sensibilidad a las temperaturas calientes y frías
  • Sensibilidad a la presión al masticar o morder
  • Fiebre 
  • Inflamación de la cara o la mejilla
  • Ganglios linfáticos sensibles e inflamados bajo la mandíbula o en el cuello
  • Se produce un flujo repentino de líquido salado y desagradable en la boca, y el dolor se alivia cuando el absceso se rompe
  • Cuándo se convierte un dolor de dientes en una emergencia

Estas son algunos de los síntomas que pueden requerir una visita inmediata a su dentista o un tratamiento de urgencia en el hospital:

  • Las lesiones accidentales en la zona de los dientes, la boca y la mandíbula (fracturas de dientes y mandíbula, lesiones en la lengua o los labios),
  • Sangrado posterior a una intervención dental o quirúrgica (por ejemplo, extracción de dientes, operaciones de las muelas del juicio, tratamientos de implantes),
  • Infecciones febriles (por ejemplo, abscesos en la mandíbula, una mejilla gruesa o inflamación de las encías).

Si una infección dental no recibe tratamiento, puede convertirse en un absceso. Un absceso es una acumulación de pus que se genera en los dientes o en el tejido circundante. Un absceso no desaparece sin tratamiento, por lo que puede extenderse por todo el cuerpo y causar complicaciones peligrosas:

Además del dolor, que puede ser muy intenso, los abscesos pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar, hablar o tragar,
  • Pulso rápido.
  • Respiración agitada. 
  • Inflamación en el suelo de la boca, la mandíbula o alrededor de los ojos.
  • Dificultad para abrir y cerrar la boca o los ojos.
  • Pérdida de conciencia.
  • Dolor de cabeza. 
  • Pupilas dilatadas (agrandadas).

Si tiene una infección o un absceso, su dentista puede prescribirle antibióticos o analgésicos. Es posible que requiera un tratamiento de conducto que implique la eliminación del contenido del diente, la limpieza de la infección y el relleno del diente con un material dental especial. En casos extremos, puede ser necesario extraer el diente.

Independientemente de la causa de su dolor dental, su dentista puede ayudarle a aliviar los síntomas. Sin embargo, la mejor solución es que no llegue a producirse una emergencia dental. El dolor de dientes suele ser un síntoma tardío de un problema dental de larga duración. Por lo tanto, visite al dentista con regularidad para identificar cualquier problema a tiempo y mantenga una excelente higiene bucal.

Productos relacionados